Zambia podría ser la primera nación del mundo en declararse en default a consecuencia del COVID-19.

La nueva enfermedad que azota al mundo entero, como lo es el COVID-19, ha golpeado grandemente a la economía mundial, lamentablemente miles de personas han quedado sin trabajo y muchas empresas han tenido que cerrar para siempre, ya que la pandemia generada por el coronavirus ha hecho que el mundo entero permanezca encerrado por los confinamientos, para así evitar mas contagios.

Muchas empresas a raíz de ésta situación, han migrado a las ventas online, mientras que otras debido a las cuarentenas y confinamientos han tenido que cerrar temporalmente; y otras han tenido que cerrar sus puertas para siempre. Frente a toda esta situación, muchos gobiernos han estado empelado nuevos programas para que sus economías se mantengan en buenos niveles, mientras que otros podrían estar en riesgo de declararse default a consecuencia del COVID-19.

Uno de esos países es Zambia, esta nación africana recientemente a través de reiteradas ruedas de prensa, ha anunciado impagos a consecuencia de la actual pandemia generada por el COVID-19, ademas a través de un comunicado, el gobierno anunció que no sufragó el pasado 14 de octubre los $42 millones  de los eurobonos. Ante ésta situación, muchos inversores han mostrado su preocupación por la nación; y han dejado claro que podrían salvar del default a Zambia, pero también han anunciando que no se encuentran listos para cumplir con las condiciones que impone el Estado en conjunto con las autoridades locales.

Por otra parte, Zambia ha pedido a los tenedores de los eurobonos, aplazar el pago seis meses más de los intereses de $3.000 millones de dólares en bonos. Actualmente la deuda que tiene el país asciende a $12.000 millones.Si el pago no se realiza en 30 días, Zambia se declararía en default. Frente a éste panorama, muchos de acreedores han demostrado su preocupación, ya que el Estado no ha revelado mucha información de sus planes financieros que han estudiados para salvar a la nación del default.«El Gobierno no ha proporcionado ningún marco creíble a medio plazo que explique cómo abordará el país los antiguos desequilibrios macroeconómicos y restablecerá la sostenibilidad de la deuda», palabras de un inversor de fondos de cobertura a medios internacionales.Por otra parte, la nación africana ha asegurado que se encuentra buscado un trato que le permita a los acreedores igualdad económica. Ademas, el Estado ha argumentado que requiere suspensión de pagos temporalmente, ya que se busca gestionar una estrategia para mantener unadeuda  sostenible y equitativa. Zambia aun continúa con las negociaciones con el FMI, para así lograr que el país no se declare en default.