Que es una gestión pasiva y cómo influye en las finanzas.

La gestión pasiva es una forma de inversión que consiste en invertir por medio de activos financieros que estén referenciados a un índice.

Warren Buffet es uno de los grandes inversiones del planeta que apoya este tipo de inversión, ya que señala que es recomendable para todos los inversores particulares, debido a que hace énfasis que es la única manera en la que una persona sin experiencia puede tener grandes resultados a largo plazo.

¿Que es una gestión pasiva?

Realizar una inversión en gestión pasiva significa invertir en productos financieros que se ajustan al comportamiento de los índices bursátiles.

Con esta estrategia la persona que efectúa la inversión no tendrá que estás buscando empresas para invertir, sino que, como la misma palabra lo indica “pasiva, solamente hay que escoger el índice que deseamos y adquirir el producto financiero que lo replique (normalmente un fondo de índice o ETF).

La forma de trabajar de los productos de gestión pasiva es que invierten en todas las compañías de un índice, y lo efectúan de manera proporcional (con el fin de que todas las empresas  tengan el mismo peso y la inversión sea una réplica).

De esta manera, podemos resaltar que la rentabilidad que tenga una inversión va a ser la misma que la que tenga su índice de referencia, sin contar las comisiones. Si el índice se eleva, el mismo efecto va ocurrir en las ganancias, y viceversa.

¿Que hace interesante la estrategia de inversión pasiva por encima de la Activa?

Se ha logrado demostrar que la gestión activa la cual trabaja buscando batir los índices para lograr mayor rentabilidad, resulta ser deficiente a la larga. Cabe destacar que para poder batir el mercado de forma efectiva , se tiene que ser un especialista y pasar gran parte del día estudiando y analizando los mercados. Aún así, existe una gran probabilidad que no se logre batir el mercado.

De hecho, lo más común es que un inversor particular no logre conseguir batir el mercado, por lo que tiene un elevado número de probabilidades de conseguir resultados que estén por debajo de los mismos índices. Por motivos como este, la gestión pasiva se ubica como una opción ganadora a largo plazo.

¿Para qué tipo de inversores es recomendable?

Invertir en activos de gestión pasiva puede ser interesante para un gran conjunto de escenarios, entre ellos están:

  • Inversores particulares con poco tiempo. Principalmente aquellos que no han adquirido mucha experiencia dentro del mundo de las inversiones.
  • Inversores que no tienen los conocimientos suficientes. Este escenario es muy similar al explicado en el punto anterior. Sin embargo, en este aspecto se hace énfasis en la falta de conocimiento del mercado.
  • Inversores que  no desean estar buscando la empresa en que se invertirá. Es uno de los principales casos donde la inversión de activos de gestión pasiva se ubica como la mejor opción.

Si crees que cumples con algunas de estas premisas, debes saber que definitivamente este es el mito de inversión ideal para ti.